Dossier Benedicto XVI
© LaExcepción.com

Cuando Ratzinger fue elegido papa, recopilamos todas las apostillas y “traducciones” previas de LaExcepción.com en un solo documento (Dossier Ratzinger). Recogemos ahora todas las publicadas desde su nombramiento.


Rajoy será recibido por el Papa el 9 de julio
Religión Digital, 6.6.06

El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, será recibido junto a su esposa por el Papa Benedicto XVI tras asistir ambos a la misa dominical en Valencia, con la que el Pontífice pondrá fin a su estancia en España con motivo del V Encuentro Mundial de las Familias (EMF), según informaron fuentes de la organización del evento a Europa Press.

La entrevista de Benedicto XVI con el líder del principal partido de la oposición será de carácter privado y se producirá un día después de que el Papa se reúna con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en la sede del Palacio Arzobispal de Valencia.

El jefe del Gobierno aún no ha confirmado si asistirá a la citada misa del domingo, en la que está prevista la presencia de los Reyes, don Juan Carlos y doña Sofía, así como otras altas autoridades del Estado y de la Comunidad Valenciana.

El Pontífice llegará al Aeropuerto de Manises en la mañana del sábado 8 de julio, donde tendrá lugar la ceremonia de bienvenida a cargo de los Reyes, Zapatero y otros miembros del Gobierno, seguido de los discursos de las autoridades allí presentes.

Desde allí, el Papa será trasladado en un vehículo panorámico que lo conducirá hasta la Catedral de Valencia, donde visitará la Capilla del Santo Cáliz. Benedicto XVI recorrerá a pie el trayecto entre la Catedral y la Basílica de la Virgen de los Desamparados, desde donde se desplazará al Palacio Arzobispal, lugar en el que tendrá su residencia durante su estancia en Valencia.

Posteriormente, Su Santidad acudirá al Palau de la Generalitat, donde le recibirá la Familia Real. Tras el encuentro, el Papa volverá al Palacio Arzobispal para recibir la citada visita de Zapatero.

Finalmente, la jornada del sábado concluirá con el traslado en vehículo panorámico del Papa hasta el escenario instalado en el Puente de Monteolivete, en la Ciutat de les Arts i les Ciències, donde, sobre las 21.00 horas, el Santo Padre participará en el Encuentro Festivo Testimonial al que acudirán peregrinos de todo el mundo. Al término del acto el Papa será conducido de nuevo al Palacio Arzobispal.

En cuanto al domingo, Benedicto XVI se trasladará al altar situado sobre el Puente de Monteolivete para presidir la Eucaristía que se celebrará a partir de las 09.30 horas y en la que el Papa pronunciará una homilía. Tras ello, el Pontífice será conducido al aeropuerto de Manises, desde donde partirá el vuelo papal de regreso a Roma tras la ceremonia de despedida y los discursos pertinentes.

Lo normal es que el visitado reciba al visitante, pero no es así si el visitante es el papa.

Resulta interesante fijarse en las veces que aparece el verbo ‘recibir’. Alguien dirá que en un caso es el papa el recibido (por los reyes). Pero no se olvide que, previamente, son ellos los que se habrán trasladado hasta donde está el papa (desde Madrid, probablemente, hasta Valencia).

¿No tiene poder? Eso creen muchos todavía... LEx


Una campaña a favor de la visita del Papa
Alfonso García Nuño
Libertad Digital, Iglesia, 1.6.06

Un conjunto de grupos, colectivos, movimientos, asociaciones y entidades de vario tipo, entre las que se encuentran Comunitats Cristianes Populars, Corrent Som Església, Dones Creients, Católiques pel dret a decidir, Ca Revolta, Grup Cristiá Pacifista, Federación Internacional de Ateos y Coordinadora de Asociaciones de Lucha contra el Sida en la Comunitat Valenciana, han decidido apoyar animosamente la visita de Benedicto XVI a Valencia.

Para realzar algunos aspectos importantes de la visita papal, han firmado un manifiesto y proponen engalanar también la ciudad del Turia con 5.000 pancartas en las que, además de figurar una mitra de gules dentro de un triángulo equilátero isócromo sobre campo de plata, campeará el siguiente lema: "Jo no t’espere", es decir, "Yo no te espero". Es lástima que figure en negativo el lema, tal vez por timidez, pues más bien parecería que quisieran decir "Yo te deseo", y claro, es tanta el ansia y necesidad del Romano Pontífice, que esperarle es poco. Y es que cuando una vida se construye en la negativa de algo, ese algo se hace imprescindible, pues es sobre lo que se sostiene. ¡Qué sería de la hiedra si desapareciera la encina sobre la que medra! Y en nuestro occidente, la gran encina es la Iglesia.

Ciertamente de manera excesivamente tímida, toda esta campaña, lo mismo que ocurre con fenómenos como El código Da Vinci y semejantes, no va hacer otra cosa que ensalzar y amplificar la visita de Benedicto XVI. Con la reciente experiencia de las caricaturas de Mahoma y la reacción consiguiente, todos aquellos que se opongan, que ridiculicen, que hagan mofa de Benedicto XVI, estarán ayudando a poner de manifiesto que el cristianismo es religión de libertad. Quedará claro que es tan nítida la apuesta del Papa y los demás católicos por la libertad de conciencia y de expresión que no recurrirán a la violencia para acallar a quienes intenten enmudecerlos, porque la libertad llevada al extremo es la protección de la libertad de aquellos que intentan negarte.

Lamentablemente, tiene razón el autor en su análisis: es tal el poder del papado, que prácticamente cualquier acción que se pretenda llevar a cabo en su contra, revierte en su favor. Y esto se debe sobre todo a la ignorancia generalizada sobre cuestiones religiosas, por lo que los críticos con la Iglesia Católica Romana tienden a asumir el principal engaño de esta institución: la ecuación catolicismo = cristianismo. Tal es el caso de ‘El Código Da Vinci’, obra que, quizá sin pretenderlo y también por ignorancia de su autor, apoya la errónea idea de que esta iglesia es la albacea y depositaria de los evangelios canónicos (a los que supuestamente se opondría una versión alternativa, más fiable según Dan Brown).

Muchas otras iniciativas se sustentan sobre esta misma idea: la solicitud de “apostatar” de la ICR, las exigencias de gays y lesbianas (no sólo católicos) de que el papa valore positivamente de una vez por todas su condición, los llamados de instancias internacionales a que el Vaticano apruebe el uso del preservativo… Todos ellos signos de la hegemonía espiritual de esta institución.

Por ello, la mejor forma (quizá la única) de oponerse al totalitarismo papal consiste en denunciar que, a pesar de todos los elementos genuinamente cristianos que se pueden encontrar en el mundo católico, su institución clave es lo más opuesto al evangelio de Jesús (ver ¿Quién es el Santo Padre?). LEx

El manifiesto consta de 12 puntos y cada uno de ellos no hace sino encumbrar los postulados católicos a nada que se lean con mediana inteligencia. Así, por ejemplo, en el primer apartado […] no solamente se apuesta por un Estado laico, sino también por una sociedad laica, tal vez por confundir religión con confesión o por pensar que el que sea mayoritariamente religiosa una sociedad haga imposible que en su seno convivan varias religiones. […]

La defensa de una sociedad laica es un principio absolutamente cristiano. Porque laicismo significa la independencia del estado respecto de cualquier institución o confesión religiosa, lo cual en absoluto implica la increencia de los miembros de la sociedad, sino su compromiso con no pretender imponer su confesión al conjunto de la sociedad (tal como establece la Biblia: Marcos 12: 17; Lucas 9: 51-56; Juan 18: 36; 2 Corintios 6: 14-16). Por lo tanto, una sociedad en la que todos sean creyentes, incluso creyentes de una misma confesión, puede (y debería) ser una sociedad laica, en la que las instituciones públicas no se identificaran con ninguna de esas confesiones, pero por supuesto respetaran las creencias de los individuos y los colectivos. LEx


Un año después, el Papa Benedicto XVI confunde a los críticos
Religión Digital, 17.4.06

Antes de ser elegido Papa, el ex cardenal Joseph Ratzinger era conocido por epítetos críticos del estilo del "rottweiler de Dios". Un año después, no sólo no ha mordido sino que apenas ha ladrado. […]

"La gente esperaba al severo profesor que iba a apuntarte con el dedo y golpearte los nudillos con una regla", dijo el jesuita Tom Reese, del Centro Teológico Woodstock en la Universidad de Georgetown.

"Tenían una imagen muy negativa de él y les ha sorprendido la personalidad sonriente y pastoral con el pelo blanco revuelto que puede ser bastante encantadora".

Hans Küng, el teólogo liberal suizo cuyas críticas despiadadas sobre la oficina doctrinal de Ratzinger contribuyó a su reputación de Gran Inquisidor, estaba entre los gratamente sorprendidos por el nuevo estilo del Papa.

"Hasta ahora, los peores temores no se han hecho realidad. Ha hallado otro estilo", dijo. […]

Benedicto XVI ha tendido por sorpresa ramas de olivo a destacados liberales y tradicionalistas, y se reunió con Küng, que continúa siendo sacerdote pese a prohibírsele enseñar teología católica, al igual que al jefe de un grupo ultranacionalista.

Es muy llamativo que a estos “críticos” pueda influirles tanto la sonrisa de un pontífice. ¿No será que, papistas como son y nunca dejaron de ser, lo que realmente les fascina es el pontífice de la sonrisa?

Entretanto, a un año de la coronación, los verdaderos críticos no tienen motivos para sorpresa alguna: a poco que hayan seguido la trayectoria del actual papa, habrán notado que su énfasis neotridentino sigue intacto; su fomento de la papolatría, en auge (ver “Mirad que nadie os engañe”); y su empeño neoconfesionalista, más decidido que nunca. LEx


El Papa pide una salida honrosa para todos en la crisis nuclear y la paz en Irak
Efe, 16.4.06

El Papa hizo hoy un enérgico llamamiento en favor de la paz en Irak, pidió una "salida honrosa para todos" en la crisis de la energía nuclear, exigió que se ayude a Africa y condenó los secuestros en América Latina, a la que deseó una consolidación de la democracia y mejores condiciones de vida. […]

"Que en Irak prevalezca finalmente la paz sobre la trágica violencia, que continúa causando víctimas despiadadamente", señaló Benedicto XVI en la misma línea que Juan Pablo II, quien se opuso con todas sus fuerzas a la guerra contra ese país, al considerar que sólo dañaba al pueblo ya castigado tras más de una década de embargo económico. […]

El Papa tocó otro de los graves problemas con los que se enfrentan la sociedad internacional: la crisis de la energía atómica desencadenada, sobre todo, por Irán.

Sin nombrar al país islámico, Benedicto XVI dijo: "por lo que respecta a las crisis internacionales vinculadas a la energía nuclear, que se llegue a una salida honrosa para todos mediante negociaciones serias y leales". […]

Cuando, a la usanza de su predecesor (ver Juan Pablo II, ¿el “papa de la paz”?), el actual líder máximo de la superpotencia vaticana se limita a efectuar “enérgicos” llamamientos, en lugar de emplear a fondo su poderosa diplomacia, resulta legítimo pensar que seguimos, como entonces, ante operaciones mediáticas que buscan consolidar la engañosa imagen pacificadora del papado.

La equidistancia mostrada en el contencioso suscitado por Occidente contra Irán refuerza esa impresión. LEx


La Iglesia logra que el Gobierno desista de su intento de controlar la visita del Papa
ABC, 6.4.06

El pulso lanzado desde Moncloa para controlar la organización y la difusión de la visita del Papa a Valencia los días 8 y 9 de julio, del que dio cuenta ayer ABC, no surtirá efecto, tras las gestiones realizadas ayer por ambas partes para evitar que la controversia derive en un importante conflicto entre el Gobierno y la Iglesia.

El presidente de la Conferencia Episcopal, Ricardo Blázquez, recordó ayer al Ejecutivo socialista que «el Papa viene a un viaje pastoral, a ver a las familias y a fortalecer a la familia cristiana», al tiempo que pidió «que cada uno ocupe su lugar».

Blázquez recordó que la primera invitación oficial para que el Pontífice visitara Valencia partió del arzobispo Agustín García-Gasco, sumándose posteriormente la Conferencia Episcopal, Su Majestad el Rey y, más tarde, el presidente del Gobierno. «Todos estamos encantados de que venga. Evidentemente, el Papa también es un jefe de Estado y todos seremos tratados de forma adecuada. Él saludará a todos, a la Familia Real y al presidente del Gobierno, que también parece que va a ir, y todo transcurrirá dentro de la cortesía y el respeto», indicó.

Sobre la capacidad de RTVV de llevar adelante la retransmisión del Encuentro, Ricardo Blázquez, se mostró ayer convencido de ello porque «la Santa Sede ha creído oportuno designar a Canal 9 en lugar de TVE». No obstante, deseó que no haya conflictos y que «el centro de la retransmisión debe ser el Papa y su mensaje sobre la familia».

Ni siquiera el secretario general de los socialistas valencianos, Joan Ignasi Pla, está de acuerdo con la presión ejercida por Moncloa para fiscalizar este encuentro y ayer, durante su visita al cardenal de Toledo y vicepresidente del Episcopado, Antonio Cañizares, indicó que el PSPV «colaborará con todas sus fuerzas para que la visita del Papa a Valencia sea un éxito».

Pla reconoció que la organización del Encuentro correspondía a la Fundación que integran la Generalitat Valenciana, el Ayuntamiento y la Diputación de Valencia, por un lado, y el Arzobispado de Valencia, por el otro, y que «no se hará bandera política» del Encuentro Mundial de las Familias. […]

Precisamente una causa de esa controversia ha sido la retransmisión televisiva y la distribución de la señal del viaje. Desde Moncloa se pretendía que de esta tarea se encargara Radiotelevisión Española. Sin embargo, el pasado 27 de febrero la Fundación que organiza el V Encuentro Mundial de las Familias y Radiotelevisión Valenciana (RTVV) firmaron un acuerdo por el que la televisión autonómica «producirá y distribuirá en exclusiva la señal institucional audiovisual y radiofónica del Encuentro». Fuentes consultadas por ABC señalaron que desde el Gobierno se temía que «en este marco de defensa de la institución familiar por parte de la Iglesia se pudiera suscitar algún reproche de los miles de asistentes al Encuentro al respecto de las políticas sociales puestas en marcha por el Ejecutivo español». […]

Recapitulemos… Un jefe de estado extranjero visita España, pero como su visita será “pastoral”, es la entidad religiosa de la que también es jefe la que organizará su estancia en nuestro país.

Así que, paradójicamente, él será el anfitrión: él escoge la cadena de televisión que cubrirá su visita, y él recibe (no al revés) tanto al jefe del estado del país que viene a visitar como a su presidente del gobierno… los cuales se desplazarán hasta Valencia para hacerle los honores, que por algo es jefe del estado él también. (Por cierto, ¿y quién pagará los gastos de los fastos?).

Lo ha resumido muy bien el señor Blázquez, presidente de la sucursal española de dicha entidad religiosa: «que cada uno ocupe su lugar». O sea, los representantes del pueblo español, el papel de subordinados del papa; y éste, como siempre, el de simple mortal divinizado por la estupidez humana, que para eso sirve, entre otras cosas, mezclar política y religión...

Y en tanto esto se prepara de manera inexorable, el representante del PSOE en Valencia promete no hacer “bandera política” de la visita… ¿Cabe esperar lo mismo de los del otro lado? (En particular, de la Cope, emisora del papa y los obispos caracterizada por explotar cualquier acontecimiento para desgastar al gobierno). LEx


Nueva geopolítica vaticana
Carmelo Jiménez
El Plural, 13.4.06

El 19 de febrero de 2006, el diario veneciano "Gazzettino" y, el 1 de marzo, el romano "Corriere della Sera", anunciaban que el Papa renunciaba a uno de sus nueve títulos, el de «Patriarca de Occidente», como se podrá comprobar en el Anuario Pontificio, edición de 2006. Con esta renuncia, los títulos papales serán ocho: Obispo de Roma, Vicario de Jesús en la Tierra, Sucesor del Príncipe de los Apóstoles, Sumo Pontífice de la Iglesia Universal, Primado de Italia, Arzobispo Metropolitano de la Provincia Romana, Soberano de la Ciudad del Vaticano y Siervo de los Siervos de Dios.

La noticia ha pasado desapercibida en los medios de comunicación de nuestro país […]. Sin embargo, tal vez sea éste uno de los datos más relevantes para la geopolítica mundial y la teología política católica, que actualizaría así la teología imperial, presente ya en Pablo de Tarso († 67) (II Carta a los Tesalonicenses) y desarrollada ampliamente por uno de los primeros Padres de la Iglesia, el panegirista del Emperador Constantino, Eusebio de Cesárea (s. IV). Desde entonces, la doctrina ha servido de fuente de legitimación de los diversos ensayos temporales del Reino de los Mil Años.

Recelos de la Iglesia Ortodoxa Rusa

Benedicto XVI no ha explicado las razones de esta decisión. Angélicamente, el prefecto emérito de la Congregación para las Iglesias Orientales, el cardenal Achille Silvestrini, comentó que se trataba de un gesto de sensibilidad ecuménica, aunque, a la vista de los recelos de la Iglesia Ortodoxa Rusa respecto del Vaticano, tras la caída del comunismo en los 1990, más plausible parece la interpretación del intento de recuperar la antigua estructura de la Cristiandad, integrada por los cinco principales patriarcados de Roma, Constantinopla, Alejandría, Antioquia y Jerusalén. La clave geopolítica está echada.

"Reteologizar"

La hipótesis que se introduce tiene como indicios, entre otros, los esfuerzos en «reteologizar» Europa, como el del finalmente frustrado candidato a Comisario europeo, Buttiglioni, exponente de cierto europeísmo esencialista y conservador […]

Iglesia y Estado

En definitiva, que si «la Iglesia no puede ni debe emprender por cuenta propia la empresa política de realizar la sociedad más justa posible, no puede ni debe sustituir al Estado», tampoco puede ni debe quedarse al margen en dicha lucha, pues «no hay orden estatal, por justo que sea, que haga superfluo el servicio del amor». […]

He aquí una reflexión que contiene elementos brillantes (dejando de lado la penosa alusión a Pablo de Tarso, quien jamás abogó por que los cristianos tuviesen poder temporal). Desde luego, a pesar de su perspectiva crítica y del medio en el que se publica, no cae en la ingenuidad (progre) habitual a la hora de analizar al Vaticano.

Evidentemente, si el papa renuncia al título de "Patriarca de Occidente" (a la vez que conserva los demás, varios de ellos blasfemos) es porque aspira a ser el Patriarca del Mundo, gracias al eje Washington-Vaticano que tan buenos réditos ya le viene dando. La Iglesia Católica Romana (ICR) es, aun antes que religiosa, una entidad política. LEx


Nacen los teocons en Italia, con Marcello Pera al frente
El Plural, 4.4.06

Son llamados teocons porque defienden una refundación ideológica cuya bandera es la “civilización cristiana”. Su promotor es el actual presidente del Senado italiano, Marcello Pera, dirigente de Forza Italia (el partido de Berlusconi) y muy amigo de José María Aznar y de Joseph Ratzinger, actualmente Papa Benedicto XVI. Su Manifiesto por Occidente alerta sobre la incapacidad moral que tiene Europa para responder a los ataques del Islam, porque “se ha rendido al relativismo”.

[…] Creen que el Islam es una seria amenaza porque con el laicismo imperante no encuentra obstáculos. En Italia se les llama teocons, en alusión a los neocons (neo-conservadores, que en Estados Unidos iniciaron una corriente de pensamiento conservadora radical, que defiende a ultranza el individualismo y el liberalismo económico).

Occidente, en crisis

El Manifiesto por Occidente, que sigue fielmente las ideas del Papa Benedicto XVI, empieza así: “Occidente está en crisis. Atacado desde el exterior por el fundamentalismo y el terrorismo islámico, no es capaz de responder al desafío. Destrozado desde el interior por una crisis moral y espiritual, no encuentra valor para reaccionar”. Pera aclara que cuando se refiere a Occidente, se trata esencialmente de Europa.

Aznar y la AES, de acuerdo

Esta crítica a la falta de “entereza moral” de Occidente, ha sido suscrita por las corrientes de la derecha, no sólo en Italia. En España José María Aznar ha manifestado en numerosas ocasiones esa misma opinión. Pero incluso partidos más a la derecha del PP, como Alternativa Española (AES), apoyan explícitamente el Manifiesto. […]

Pera y Berlusconi

Marcello Pera es un buen amigo del primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, que ha defendido públicamente el ideario de este Manifiesto. El Manifiesto por Occidente, que ha sido respaldado por más de 8.000 firmas y por diversos políticos de la derecha italiana, se presentó el domingo en Bolonia, en plena campaña electoral. “No es un movimiento político, ni una lista electoral”, dijo su promotor.

Estado e Iglesia

Sus once puntos, que tratan de distintos ámbitos de la vida moral y social, como “la religión”, “la vida”, “la familia” o “la educación”, definen una posición ideológica clara, que advierte ante el progresivo laicismo de la sociedad. Por ejemplo, de la “religión” afirma: “Tenemos el deber de confirmar la distinción entre Estado e Iglesia, sin ceder a la tentación laicista de relegar la dimensión religiosa solamente a la esfera privada”.

Los cambios ideológicos de Marcello Pera

Marcello Pera no ha sido siempre, como ahora, un ardiente defensor de los valores religiosos. Su carrera política se ha movido entre opciones ideológicas substancialmente diferentes. Comenzó su trayectoria política cerca del Partido Socialista, y en 1992 se presentó a las elecciones por el Partido Radical, defendiendo posturas claramente laicas y anticlericales. En 1994, recién creado el partido de Forza Italia, dijo de Berlusconi, según Wikipedia, que “está a medio camino entre un cabaretista desleído y un vendedor televisivo de manteles”. Sin embargo, desde que Berlusconi llegó al poder, es un gran aliado del presidente italiano, y es presidente del Senado desde 2001.

El “choque de civilizaciones”

Tal como él ha explicado, su visión cambió radicalmente desde el 11-S. Percibió entonces que Occidente se enfrentaba a un “choque de civilizaciones” y que Europa no podría responder como debía porque sufre una “decadencia moral” extrema. En la presentación del Manifiesto aludió a España y al 11-M: “Si los terroristas cometen una matanza en tu país y respondes retirando las tropas que combaten el terrorismo en primera línea, significa que crees ser culpable del acto terrorista que has sufrido”.

Aznar y Pera

La amistad de Pera con Aznar es manifiesta. El ex presidente del Gobierno español prologó un libro del político italiano, editado por la FAES, La fuerza de la identidad, donde dice que en Europa domina “el sentimiento de culpabilidad, rayano en el complejo de inferioridad”, y que en la vida política española la “tan vendida Alianza de Civilizaciones‚ [impulsada por Zapatero] no es sino uno de sus más tristes reflejos”.

La Era Neorreligiosa, ya plenamente instalada entre nosotros. Y el eje Washington-Vaticano, abriendo una delegación más poderosa en Italia.

Como promotor, un ilustre camarada del corrupto Berlusconi (el señor Pera es, a la vez, un ejemplo más de “izquierdista” convertido a la ultraderecha con la excusa del 11-S; ver La Brigada Antiprogre y Los hinchas políticos y el nuevo fascismo). Y, claro, el tan ubicuo como peligroso Aznar no podía faltar como compañero de viaje. LEx


El Papa denuncia la cultura consumista a cuatro días de la Navidad
www.cope.es, 23.12.05

[...]

No tiene límites el cínico desparpajo de esta gente. La web de la Cope, reproduciendo la denuncia contra el consumismo a cargo de su jefe máximo, Benito 16. ¿No haría mejor éste poniendo fin a la publicidad consumista (tanto en Navidad como en otras fechas) de la que se nutre su emisora española? Pero, ya puestos, sería bueno que empezase por enfrentar pecados aún más graves, como el continuo odio que transmite esa cadena de radio que se dice “cristiana”. LEx


El Papa alienta a Estados Unidos a luchar contra la violencia con la «ley moral universal»
Zenit.org, 13.11.05

Benedicto XVI exhortó a los Estados Unidos a afrontar las situaciones de injusticia y violencia respetando la «ley moral universal», en el discurso que dirigió este sábado al recibir al nuevo embajador de ese país ante la Santa Sede.

El séptimo embajador estadounidense en el Vaticano, Francis Rooney (Tulsa, Oklahoma, 1953), presidente y director general de la Manhattan Construction Company y del grupo Rooney Holdings Inc., es un conocido amigo de George Bush (su empresa ha construido la George Bush Presidential Library). […]

«La preocupante expansión del desorden social, de la guerra, de la injusticia y de la violencia en nuestro mundo --aseguró el obispo de Roma-- sólo pueden afrontarse con un nuevo aprecio y respeto por la ley moral universal, cuyos principios derivan del mismo Creador».

«En un mundo de creciente globalización, confío en que su nación siga ejerciendo un liderazgo basado en un compromiso inquebrantable con los valores de la libertad, la integridad y la autodeterminación, cooperando con las diferentes instancias internacionales que trabajan por construir un consenso genuino y por desarrollar una acción unificada para afrontar estas cuestiones críticas para el futuro de toda la familia humana», afirmó el Santo Padre.

Tras recordar que se han superado ya las dos décadas de relaciones diplomáticas entre los Estados Unidos y la Santa Sede (fueron establecidas en 1984, siendo presidente Ronald Reagan), el sucesor de Pedro confió que «en el futuro se profundicen y consoliden».

Bush sabe muy bien a quién enviar como embajador al Vaticano. Y el papa Ratzinger está decidido a reforzar el eje Washington-Vaticano, mostrándose absolutamente complaciente, como siempre, con la política exterior de Estados Unidos, al ignorar el desprecio de su gobierno hacia el derecho internacional. LEx


Leonardo Boff: «Yo espero mucho de este Papa»
Religión Digital, 2.11.05

Leonardo Boff (Concordia, Brasil, 1938), uno de los promotores de la Teología de la Liberación, sancionado por Roma, espera mucho del nuevo Papa, que como prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe fue quien llevó adelante el procedimiento para su condena.

Al igual que otro célebre teólogo también sancionado, Hans Küng, quien hace unos días, tras entrevistarse con Ratzinger, dijo que salía muy esperanzado, Boff comenta que los primeros anuncios de Benedicto XVI van por buen camino.

De ello y de su pesimista visión de un mundo insostenible en lo social, asentado en un planeta enfermo, habla en esta entrevista el teólogo brasileño, que ha venido al País Vasco para participar en un encuentro en Arantzazu organizado por la Fundación Naturgintza. Lo entrevista César Coca en El Correo. [...]

-¿Qué cree que hará el nuevo Papa?

-Yo destacaría varias de las cosas buenas que él ha anunciado: la primera, reasumir el Concilio Vaticano II, porque no era seguro que lo hiciera; la segunda, descentralizar la institución revalorizando las iglesias locales, algo muy importante porque con Juan Pablo II hubo una centralización fantástica, como si él fuera el único obispo; y la tercera es el reforzamiento del diálogo interreligioso en la perspectiva de la paz. Es una buena base para empezar. Yo espero mucho del Papa, que es un teólogo inteligente. Lo sabremos mejor cuando se publique la encíclica, que será la plataforma política de lo que vaya a ser su actuación. [...]

Este Boff o no se entera, o se entera "demasiado bien"... ¿Cómo entender, si no, que se crea que Juan Pablo II condenó sinceramente la guerra de Irak, o que espere cosas buenas de Benito 16 (el compañero de aquél durante más de veinte años), por ejemplo su reasunción del Concilio Vaticano II en el sentido en que Boff lo espera (¡si es un papa neotridentino declarado!)?

Una vieja sospecha se va confirmando... Fue esencial para ello leer, en la muerte de Wojtyla, los elogios globales que le dirigió Gustavo Gutiérrez (fundador de la teología de la liberación) a su gran perseguidor. Luego, el cordial encuentro de Küng con Benito 16... y ahora esto de Leonardo Boff. LEx


«Con la visita de Benedicto XVI a Colonia Dios ha hecho justicia con el pueblo alemán»
Religión Digital, 30.8.05

Kiko Argüello es pintor e iniciador del Camino Neocatecumenal, un itinerario de formación cristiana para redescubrir el bautismo en régimen de pequeñas comunidades, que comenzó en los años 60 en las barracas de Palomeras Altas, en Madrid. […]

– ¿Qué le ha parecido el recibimiento de los jóvenes al nuevo Papa, Benedicto XVI, en Colonia?

– Ha sido maravilloso, se ha demostrado que los jóvenes católicos de hoy no tienen ninguna idolatría hacia Juan Pablo II, sino que el amor a Pedro lo manifiestan porque lo llevan inscrito en su Bautismo. Han demostrado una adhesión maravillosa a Benedicto XVI como nuevo Papa.

Ya es significativo que tenga que aludir a la idolatría a Wojtyla… Por lo demás, ¿a qué suena eso de la “adhesión maravillosa” al nuevo papa (un simple mortal como cualquier otro)? LEx

– ¿Cree que la visita del Papa ayudará al pueblo alemán?

Pienso que Dios ha hecho justicia con Alemania, porque Lutero hizo un gran mal en este país destruyendo la figura paterna y poniendo en entredicho la figura del Papa. La ausencia del padre y la influencia de Lutero se vio en que Hitler fue apoyado sobre todo por las provincias protestantes. Después del nazismo la figura del padre en Alemania ha quedado completamente destruida. Esto lo vemos en la figura del obispo, de los profesores… todo lo que represente la figura paterna es atacada. El hecho de que Dios haya elegido a un nuevo Papa alemán es algo providencial para este pueblo humillado, es una ternura de Dios grande. […]

Pero, ¿de qué “figura paterna” habla? ¿No es cierto que Lutero, un hombre de fallos y aciertos, levantó muy alto la soberanía de Dios el Padre? ¿Y no lo es que la Escritura, empezando por el propio Cristo, advierte que sólo a Dios se le ha de llamar “Padre” (ver Mateo 23: 9)?

En cuanto a Hitler (de origen católico romano, por cierto), es cierto que recibió el apoyo de la mayoría de los protestantes, pero no lo es menos que el gran feudo del nazismo, y la sede del NSDAP, fue de principio a fin Baviera, región católica romana por antonomasia. Por si fuera poco, lo más parecido a un papa en la Modernidad lo constituyó precisamente el Führer, “infalible” y “todopoderoso”. LEx

– Éste ha sido el primer viaje de Benedicto XVI fuera de Italia: un Papa alemán en tierra alemana.

– El que decidió que la Jornada Mundial de la Juventud de 2005 se celebrase en Alemania no fue Benedicto XVI, sino Juan Pablo II. Algo que se ha visto en la prensa alemana es que la actitud hacia el Pontífice ha cambiado. Antes del encuentro en Colonia existía una actitud de crítica terrible, después de la visita del Pontífice esto ha cambiado porque han quedado muy sorprendidos. Sin duda alguna hay un antes y un después muy positivo de la visita del Santo Padre. Esto va a hacer muchísimo bien a Alemania, por ejemplo, para recuperar la figura del padre. El método que tiene el demonio de atacar la sociedad y la familia es destruyendo la figura del padre y, un hombre sin padre, es un hombre a la deriva. […]

Confirmado: la figura paterna que “destruyó” Lutero no es otra que la del papa, a quien de manera blasfema (y según costumbre romanista), don Kiko llama “Santo Padre” (ver Juan 17: 11). LEx


El Papa pide a sus colaboradores que no trabajen por el poder
Encuentro con la Secretaría de Estado del Vaticano

CIUDAD DELVATICANO, domingo, 22 mayo 2005 (ZENIT.org).- Benedicto XVI pidió este sábado a sus colaboradores que no trabajen «para defender un poder», sino para abrir caminos a Jesucristo, al encontrarse con los superiores y oficiales de la Secretaría de Estado del Vaticano. […] «Nosotros no trabajamos -como muchos dicen del trabajo- para defender un poder. No tenemos un poder mundano, secular. No trabajamos por el prestigio, no trabajamos para que crezca una empresa o algo parecido», explicó en italiano. «Nosotros trabajamos realmente parta que los caminos del mundo sea abran a Cristo --subrayó--. Y todo nuestro trabajo, con todas sus ramificaciones, al final, sirve precisamente para que su Evangelio, así como la alegría de la Redención, pueda llegar al mundo». […]

‘Excusatio non petita...’ Pero, ¿hasta dónde llegará la impostura de esta gente? No contentos con haber embaucado al mundo vendiendo la imagen de un papa moribundo, frágil y decrépito (la mejor manera de disimular el enorme poder real que había tras él), ahora osan negar que trabajan por el poder… ¡o incluso que lo tienen! LEx


El diálogo entre culturas es indispensable para la paz, constata Benedicto XVI

CIUDAD DEL VATICANO, jueves, 19 mayo 2005 (ZENIT.org).- El diálogo entre culturas es indispensable para la paz, consideró este jueves Benedicto XVI al recibir al nuevo embajador de la antigua república yugoslava de Macedonia. […]

El obispo de Roma consideró que «el diálogo entre pueblos y culturas es una piedra angular indispensable de la civilización universal de amor hacia la que aspira cada hombre y mujer». […]

Curioso: por decir eso mismo, Zapatero, presidente del gobierno español, recibe sistemáticos ataques de la Cope (poder mediático no ajeno a Ratzinger, un papa especialmente “preocupado” por España). LEx


Los musulmanes, expectantes con Benedicto XVI
Tahar Ben Jelloun, escritor marroquí
Webislam, 19.5.05

¿Qué esperan los musulmanes del nuevo Papa? En primer lugar, que prosiga y profundice en la política de diálogo y acercamiento entre la cristiandad y el islam; […] el interés y la solicitud del nuevo Papa ayudarían a los musulmanes tolerantes y moderados a combatir con mayores posibilidades de éxito las desviaciones peligrosas que perjudican a esta religión. […]

No es la primera vez que musulmanes aperturistas invocan la autoridad papal, considerándolo el representante de “la cristiandad”; esto es justo lo que el papado desea (ver Los hijos de Abrahán). LEx

En otros lugares del planeta, los partidarios de la guerra invocan la bendición de la Iglesia. Nuestro hombre espera que el Papa recuerde a Bush y a su camarilla conservadora que no se hace la guerra en nombre de la religión, ni siquiera aunque se rece antes de cualquier reunión política. […]

El papado realizará o no esas maniobras “pacifistas” en función de sus intereses del momento; y desde hace años no sólo no ha condenado las guerras de Estados Unidos (ver Juan Pablo II, ¿”el papa de la paz”?), sino que ha colaborado codo con codo junto a  Bush, a quien el propio Ratzinger contribuyó a aupar a la segunda presidencia (ver Dossier Ratzinger). LEx


Entrevista al cardenal Ratzinger después del 11-S
Zenit, 13.5.05

Publicamos la trascripción de la entrevista que hizo en 2001 al cardenal Joseph Ratzinger Antonella Palermo, de «Radio Vaticana». En el momento de la entrevista, la guerra de los Estados Unidos contra el terrorismo en Afganistán había entrado en su segundo mes. […]

¿Pero en su opinión existe una guerra justa?

Cardenal Ratzinger: Esto es un gran problema. En la preparación del Catecismo había dos problemas: la pena de muerte y la guerra justa eran los temas más debatidos. […] Según toda la gran tradición cristiana, en un mundo marcado por el pecado, […] existe una agresión del mal que amenaza con destruir no sólo muchos valores, muchas personas, sino la imagen del hombre como tal. En ese caso, defenderse, defenderse también para defender al otro, puede ser un deber. […] Por lo tanto el problema de la guerra justa se define en base a estos parámetros: 1. Si se trata realmente de la única posibilidad de defender vidas humanas, defender valores humanos. […] 2. Que se apliquen sólo los medios inmediatos aptos a esta defensa y que se respete siempre el derecho […]. No se puede excluir totalmente a priori toda necesidad, incluso moral, de una defensa de personas y valores con los medios adecuados, contra agresores injustos. […]

Este planteamiento podría ser razonable desde una perspectiva exclusivamente jurídica, pero a la luz del evangelio es evidente que el entonces cardenal y hoy papa excluye los parámetros fundamentales: la fe, la intervención de la Providencia y la defensa de los principios, incluso en casos extremos. La doctrina católica, como la de muchas otras iglesias, no proclama este ideal cristiano (ver Mateo 5: 38-42; Mateo 16: 25, 26). Se puede apreciar hoy en el recientemente publicado ‘Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia’.

Así, no sorprende que en esas mismas fechas el papado apoyara la guerra de Afganistán, contraviniendo incluso los parámetros que Ratzinger establecía en esta entrevista (ver El Vaticano ante la guerra de Afganistán). LEx

Es imposible un autorretrato; es difícil juzgarse uno mismo. Sólo puedo decir que vengo de una familia muy sencilla, muy humilde, y por ello no me siento mucho cardenal, me siento un hombre sencillo.

Interesante comentario, porque implica el reconocimiento de algo que, por otro lado es obvio: jamás los cardenales (ni los papas) han sido hombres sencillos, y ni siquiera hoy lo son. De ahí que la gente admire tanto a quienes parecen salirse de esa norma (no es el caso de Ratzinger, por mucho que lo proclame de sí mismo). LEx


El Papa dice no ser "soberano absoluto" en su toma de posesión
Efe, 7.5.05

[...] En una larga y densa homilía ante los miles de fieles que abarrotaban la basílica, el Pontífice indicó que la Biblia debe ser interpretada "a la luz de la tradición", al tiempo que insistió en que el Papa "no es un soberano absoluto, cuyo pensamiento y voluntad son ley".

"Al contrario -continuó- el ministerio del Papa es garantía a la obediencia hacia Cristo y su Palabra".

"No debe proclamar sus propias ideas, sino vincularse constantemente a sí mismo y a la Iglesia a la obediencia a la Palabra de Dios, frente a todos los intentos de adaptación y dilución, como frente a cualquier oportunismo", agregó.

1. Si su pensamiento y voluntad no son ley, entonces comprenderá que se ponga en duda el que su ministerio sea «garantía a la obediencia hacia Cristo y su Palabra»; ¿o eso sí es ley? 2. En cuanto a la tradición, recordemos lo que decía Jesús: «Invalidáis el mandamiento de Dios para guardar vuestra tradición» (Marcos 7: 9). 3. ¿No ha leído Ratzinger la Ley fundamental del Estado de la Ciudad del Vaticano? Su artículo 1.1 dice: «El Sumo Pontífice, Soberano del Estado de la Ciudad del Vaticano, tiene la plenitud de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial.» Es decir, una perfecta formulación de la soberanía absoluta. LEx


Líderes de la Alianza Evangélica Española opinan que el nombramiento de Ratzinger como papa responde a un miedo al cambio en la ICR
ACPress.net, 19.4.05

La encuesta de P+D concluyó que un 72% de los votantes creía que la ICR sólo había "actuado en formas" o que incluso había "retrocedido" en el diálogo ecuménico

Representantes de la Alianza Evangélica Española (AEE) afirman que el nombramiento de Benedicto XVI es un 'obstáculo' para el entendimiento entre las confesiones católica y protestante dada su trayectoria de pensamiento y teológica.

Desde un punto de vista teológico, sin duda aciertan en esto, pero deberían reconocer que Ratzinger no es menos obstáculo que ningún papa anterior. Nos tememos que, por desgracia, no primará lo teológico, y eso les hará víctimas de probables maniobras de engatusamiento “ecuménico” (ver Ecumenismo cristiano). LEx

También creen que el nombramiento de un Papa en la línea más cercana a Trento que al Vaticano II es una muestra de miedo e inseguridad a la evolución y al cambio en la Iglesia católico-romana (ICR). […]

En esto yerran de pleno, lo cual es preocupante: precisamente nombrar a un “ultra” es un verdadero signo de lo fuertes y seguros que se sienten (ver Ratzinger: Continúa la demostración de fuerza). LEx



“Traducciones”

Benito 16, jefe de la Iglesia Católica Romana en todo el mundo
«Para pertenecer totalmente al Señor las personas consagradas abrazan un estilo de vida casto [...]. Vivir una vida casta quiere decir también renunciar a la necesidad de aparecer, asumir un estilo de vida sobrio y humilde. Los religiosos y las religiosas están llamados a demostrarlo también en la elección del hábito, un hábito sencillo que sea signo de la pobreza vivida en unión con Aquel que siendo rico se hizo pobre para hacernos ricos con su pobreza (Cf. 2 Corintios 8, 9). De este modo, y sólo de este modo, se puede seguir sin reservas a Cristo crucificado y pobre, sumergiéndose en su misterio y asumiendo las opciones de humildad, pobreza y mansedumbre» (Zenit, 22.5.06).
Traducción
«Vivo en un palacio, rodeado de lujos y con la posibilidad de un goce artístico incomparable. Los costosísimos hábitos que visto son acordes con mi dignidad pontificia, propia de quien sí tiene necesidad de aparecer públicamente, para cautivar a las masas. Mi vida, desde luego, en nada se parece a la del “Cristo crucificado y pobre”. Pero es que yo soy el papa, jefe de un estado diminuto pero poderoso, conductor de una macroiglesia no exactamente fiel al evangelio verdadero... Yo no soy la persona llamada a dar ejemplo, sino a exigirlo, para que al menos pueda decirse que en nuestro seno lo damos.»

Benito 16, jefe absoluto de la “Santa” Sede y de la Iglesia Católica Romana, al embajador de Estados Unidos en el Vaticano
«La preocupante expansión del desorden social, de la guerra, de la injusticia y de la violencia en nuestro mundo sólo pueden afrontarse con un nuevo aprecio y respeto por la ley moral universal, cuyos principios derivan del mismo Creador» (Zenit, 13.11.05).
Traducción
«La preocupante expansión del desorden social, de la guerra, de la injusticia y de la violencia en nuestro mundo sólo podréis legitimarla estrechando los lazos con nosotros, en el marco del eje Washington-Vaticano

© LaExcepción.com

Para escribir a los autores: laexcepcion@laexcepcion.com
Es nuestra intención contestar todos los mensajes recibidos en LaExcepción.com. Dado que nos llega mucho correo-basura, es posible que alguno de ellos se pierda, por lo que si no se recibe respuesta en un plazo breve, rogamos se insista e incluso se escriba a varias de nuestras cuentas a la vez.

[Portada] | [Presentación] | [Índice General]
[Actualidad] | [Asuntos Contemporáneos] | [Nuestras Claves] | [Reseñas]

copyright LaExcepción.com
correoe-e laexcepcion@laexcepcion.com
Es nuestra intención contestar todos los mensajes recibidos en LaExcepción.com.
Dado que nos llega mucho correo-basura, es posible que alguno de ellos se pierda,
por lo que si no se recibe respuesta en un plazo breve,
rogamos se insista e incluso se escriba a varias de nuestras cuentas a la vez.